ADORACIÓN DESDE CASA:

Muy estimadas adoradoras:
Después de un tiempo de reflexión y mientras dure el «Estado de alarma», creo que no se deben «cancelar» las Vigilias pues los tiempos actuales nos piden «intensificar» la oración.
Como no se puede salir de casa, haremos la Vigilia desde casa. La Responsable «distribuirá» las horas entre los miembros que componen el turno es decir, cada una tendrá una hora de adoración asignada que «deberá hacerse desde casa» delante del Santísimo Sacramento. Procuraremos hacerlo igual a como lo hacemos físicamente en ANFE pero «en casa» por no poder uno desplazarse.
Podríamos invitar a cuantas más personas creamos a sumarse a la Adoración.
Pidamos al Señor pase este «periodo» lo antes posible con el mínimo número de fallecidos y contagiados posibles, roguemos por todos ellos, también por el personal sanitario y por todas aquellas personas que trabajan por el bien de todos; roguemos para que este «aviso» abra muchos corazones y se acerquen a la gracia y roguemos también por nosotras, que el Señor nos dé la fortaleza necesaria para mirar y caminar hacia adelante con esperanza firme en Él.

Laudate Dóminum Mayo 2020

Descargar boletín

Resucitó de veras mi amor y mi esperanza

Dios conduce todo hacia el bien, porque incluso hace salir de la tumba la vida.
Sembrad Esperanza, anunciad la Vida.
Las mujeres, con la oración y el amor ayudaban a que floreciera la esperanza.
Abrazaron los pies que pisaron la muerte y abrieron el camino de la esperanza.
El anuncio pascual es un anuncio de esperanza que tiene una segunda parte: el envío.
Llevemos el canto de la Vida a Galilea, a la vida de cada día.
Necesitamos retomar el camino, recordando que nacemos y renacemos de una llamada de amor gratuita.

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!